20 jun. 2009

¡De casta le viene!

Hace unos días Lucas Gamonal presentó un excelente menú en el Restaurante del TEA, impresionante complejo cultural, en el que la cocina como elemento fundamental de la cultura de los pueblos tiene una excelente cabida.


La impresión que me ha quedado es muy buena. Este profesional ya está dando mucho de qué hablar, fundamentalmente porque sus platos hablan. Te transmiten sensaciones y emoción y eso se echa mucho de menos.
El Menú comenzó con un homenaje a Mariano "Casa Pancho", amigo suyo del que seguro tuvo posibilidad de aprender. Se trataba de una manera muy particular de presentarnos la morcilla canaria. Por orden llegó el que para mí fue, no lo dudaré jamás, el plato estrella. Milhojas: Salmón, bernesa, espárragos verdes y pistachos. Desde su presentación hasta que finalicé el plato "toda una fiesta".
Luego llegó el turno del medallón de rabo de toro deshilachado, con un sabor de esos que te impregnan el paladar. Lo siguiente fue otro descubrimiento. Una preparación de quesos llamada Caprichos de Jonay Escuela. Y para cerrar Chocolate: pasión de plátanos y avellanas.
Lástima que el TEA no disponga sino de una escueta selección de vinos canarios.
Lucas, tienes talento. Lo he notado cada vez que hablo contigo, crees en lo que haces y esa seguridad, a los que nos gusta la gastronomía nos ayuda a comprender el por qué de cada cosa. Tu proyecto "Concepto dulce d´gamonal" te dará más de una alegría. Gracias por todo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cada bocado insuperable...
Estuve en el Tea hablando contigo y ya te lo comenté... magnífico. Enhorabuena al autor, Lucas.
María P.